Impacto

El impacto socioeconómico de la seguridad social

La seguridad social puede evaluarse en función del impacto que tiene en las esferas social (cuál es su contribución, positiva o negativa, al progreso social) y económica (cuál es su contribución, positiva o negativa, al crecimiento). Para plantear un enfoque conjunto de estas importantes cuestiones hay que abordar el impacto socioeconómico de la seguridad social.

Foto: panoramastock

Los investigadores debaten si los regímenes de seguridad social pueden promover o inhibir el crecimiento económico. Sin embargo, son pocos los estudios empíricos en que se aborda directamente la relación entre estos dos conceptos desde una perspectiva global. Estos estudios se centran en el efecto causal de los regímenes de seguridad social en los factores que conducen al crecimiento económico.

Mientras se debate estas relaciones, tanto en los círculos académicos como en la esfera política, se desprenden conclusiones de los trabajos realizado en relación con cuatro aspectos principales.

  1. En cuanto al mercado de trabajo, todas las ramas de la seguridad social contribuyen, cada una de ellas a su manera, a crear posibles incentivos o desincentivos a la actividad económica. En este sentido, los regímenes de seguridad social son cada vez más favorables al empleo.
  2. En lo que respecta al consumo, el ahorro e incluso la inversión, los regímenes de seguridad social se conciben para apuntalar el consumo. Las consecuencias de este apuntalamiento a medio y largo plazo no están claramente definidas. Lo mismo puede decirse en relación con el ahorro. En cambio, se está perfilando una nueva función directa de la inversión en capital productivo.
  3. En cuanto a la demografía, la seguridad social sin duda tiene un impacto mucho mayor en la salud, lo cual siempre es positivo para el crecimiento. La relación de la seguridad social con la fecundidad es menos clara. Sin embargo, contar con una población joven, dinámica y educada siempre es una ventaja en términos de crecimiento.
  4. La relación con el capital humano es objeto de investigación, si bien las conclusiones que se extraen son menos detalladas. En cualquier caso, parece haber claramente una cadena causal entre, por un lado, el mantenimiento y la mejora del capital humano mediante la seguridad social y, por el otro, el desempeño económico.

El impacto es inequívoco en estos cuatro aspectos. Si se centra la atención en las consecuencias de los regímenes de seguridad social, se podrían también abordar las consecuencias de los cambios en estos cuatro aspectos principales en lo que respecta a la dirección y la estructura de la seguridad social. Las relaciones siempre son recíprocas.

Por último, la seguridad social no solo debe considerarse un costo, sino también una inversión económica. En este sentido, la seguridad social es una inversión social que abarca las dimensiones preventivas y proactivas de la seguridad social dinámica. El desarrollo de la seguridad social es, por lo tanto, una herramienta que favorece el desarrollo social a nivel mundial, y no debe considerarse simplemente un factor que afecta únicamente a los agregados económicos.

Últimas noticias Últimas noticias

Próximos eventos Próximos eventos