Políticas familiares

La seguridad social y la inversión en capital humano

Los cambios demográficos, los bajos índices de natalidad y el aumento de la participación de las mujeres en el mercado de trabajo son algunos de los factores que influyen en la necesidad de las sociedades de invertir en capital humano adoptando políticas familiares dinámicas en el ámbito de la seguridad social.

¿En qué consisten las políticas familiares?

Las políticas familiares no sólo comprenden la indemnización de los costos adicionales ocasionados por los hijos, sino también prestaciones de maternidad y paternidad, subsidios de cuidado diurno, al igual que programas para fomentar la participación de las mujeres en el mercado de trabajo equilibrando las necesidades de la familia.

Existen dos modelos para la elaboración de políticas familiares, basados en diferentes ideologías. El primero propone la organización de la vida familiar, del equilibrio profesional y de la educación de los hijos esencialmente como responsabilidad de los padres y no del Estado. El segundo se basa en la opinión de que un niño es un ciudadano con derechos individuales: tanto los padres como la sociedad son responsables de su desarrollo y bienestar.

No obstante, dado que todas las sociedades están experimentando importantes cambios y se enfrentan a desafíos demográficos, culturales o económicos similares, hoy, el enfoque de los objetivos de ambos modelos tiene una mayor convergencia.

Nuevos riesgos sociales

La desaparición de la red de seguridad social que solía ofrecer la familia, además del cambio en el entorno de trabajo y la incidencia de la mundialización, han provocado la aparición de nuevos riesgos sociales. Estos nuevos riesgos han puesto de manifiesto las limitaciones de la red de seguridad social y la necesidad de que el Estado adopte nuevas políticas sociales. Las políticas familiares pueden ayudar a las sociedades a enfrentar esos desafíos, en particular ayudando a los padres a cargar con la doble responsabilidad de ocuparse de sus hijos y de mantener una carrera profesional plena.

Los países en desarrollo enfrentan problemas específicos. Los regímenes de protección social no cuentan con la capacidad para hacer frente a todos los desafíos actuales, y los regímenes formales de seguridad social existentes no se adaptan a la gran economía no estructurada. Se estima que algunos de estos problemas se podrían atenuar gracias a una mejor combinación de las políticas oficiales de seguridad social con el modelo familiar y comunitario tradicional.

Hacia políticas familiares integradas y centradas en el niño

Muchos factores confirman la pertinencia de la adopción de políticas familiares integradas y centradas en el niño que ofrezcan un equilibrio entre el papel de la familia y el de la comunidad en la educación de los niños y entre los intereses de los padres y los de los hijos. Algunos de estos factores son:

  • Una mayor conciencia de las repercusiones de por vida de los cuidados infantiles inadecuados o inestables;
  • La tendencia a considerar la educación como una inversión en capital humano;
  • El cuestionamiento de la división del trabajo entre hombres y mujeres;
  • La toma de conciencia en torno a la continua desigualdad de géneros y a la exclusión de los niños;
  • La participación activa de organizaciones internacionales en el ámbito del derecho de los niños.

Últimas noticias Últimas noticias

Próximos eventos Próximos eventos