extensión de la cobertura

La seguridad social para los trabajadores migrantes en Eurasia

La ampliación de la cobertura no es únicamente uno de los mayores retos actuales de la seguridad social, sino también uno de sus objetivos fundamentales. En la región de Eurasia existe la necesidad de mejorar la protección social, en particular de los trabajadores migrantes. Reconociendo esta situación, desde 2005, las organizaciones miembros de la AISS se han centrado en buscar soluciones administrativas para mejorar la cobertura de la seguridad social para los trabajadores migrantes en Eurasia.

Ampliación de la cobertura

La desintegración de la URSS en 1991, unida a la mundialización, ha dado lugar a un aumento de la migración en la región de Eurasia y ha suscitado una serie de cuestiones, entre las que se destaca la forma de prevenir una cobertura de la seguridad social inadecuada para los trabajadores migrantes. El cambio de país de residencia puede suponer la pérdida de la cobertura de la seguridad social, demoras en el acceso a la seguridad social, prestaciones denegadas o cotizaciones infravaloradas o no reconocidas.

Las administraciones de la seguridad social se enfrentan también a retos relacionados con la movilidad de los trabajadores. Entre estos retos figura la capacidad de mantener la cobertura de los trabajadores migrantes, y registrar y proteger las cotizaciones de los trabajadores migrantes, tanto en el país de origen como en el de trabajo.

Migrantes en Eurasia

En Eurasia, región que abarca principalmente los países de la antigua Unión Soviética, cerca del 10 por ciento de la población, a saber 24 millones de personas, ha nacido en el extranjero. Los trabajadores migrantes representan un porcentaje aún mayor de la mano de obra. Solo en Kazajstán, cerca del 21 por ciento de la población ha nacido en el extranjero. En todos los países que forman Eurasia, más del 60 por ciento de la población migrante que ha nacido en el extranjero se encuentra en la edad de trabajar entre los 20 y los 64 años, a excepción de Armenia (54 por ciento) y la Federación de Rusia (78 por ciento).

Después de 1991, la protección de la seguridad social era uno de los retos más importantes a los que se enfrentaban los nuevos gobiernos debido, en parte, al amplio sector informal y a la falta de mecanismos para abordar la protección social. A pesar de la migración significativa hacia y en la región de Eurasia, los mecanismos administrativos y jurídicos no son suficientes para garantizar una protección social adecuada de los trabajadores migrantes. Es imprescindible establecer nuevos mecanismos que permitan a los trabajadores migrantes participar plenamente en los regímenes de seguridad social, transferir sus cotizaciones y tener acceso a las prestaciones de jubilación.

La AISS empezó a estudiar esta cuestión en 2005 y, en 2011, inició un proyecto que proporcionó orientaciones a los administradores de la seguridad social en la región de Eurasia que tenían el objetivo de mejorar la cobertura de los trabajadores migrantes. La AISS estima que la mejora de la protección social de los migrantes puede generar un crecimiento económico sostenido y cohesión social, así como animar a los migrantes no inscritos a buscar un empleo en el sector formal.

Últimas noticias Últimas noticias

Próximos eventos Próximos eventos