Seguridad social

Secretario General de la AISS: La seguridad social desempeña una función cada vez más importante al permitir que las sociedades afronten y gestionen los efectos de los riesgos medioambientales

Los representantes de los 187 Estados miembros de la OIT asistieron a la 106a Conferencia Internacional del Trabajo

ISSA Mining’s prevention strategy VISION ZERO was adapted by all of ISSA’s prevention sections. The joint approach is going to be launched at the XXI World Congress on Safety and Health at Work 2017 in Singapore. What is VISION ZERO, and what will it change in companies? ISSA Mining’s President Ulrich Meesmann and Secretary General Helmut Ehnes gave answers for the readers of the ISSA Mining Website.

What is VISION ZERO?

Ulrich Meesmann: Accidents at work or in road traffic are neither determined by fate nor unavoidable – they always have causes. The same goes for occupational diseases. VISION ZERO reflects a fundamental attitude based on the idea that every accident and every disease related to work can be prevented if the right measures are put in place in good time, and there is a particular focus on preventing accidents that lead to fatalities or permanent damage to health. At the time, we are worlds apart from this aim: 340 million accidents at work every year worldwide including 360,000 fatalities are a wakeup call.

Is “zero accidents” not an overambitious goal? Risks are a part of work, and so is time pressure. Do you really want to go so far to say there will be a working world with no accidents whatsoever?

Helmut Ehnes: There is two aspects you have to consider. One: How many accidents are okay? How many fatalities can we accept? You do not honestly want to explain to the widow and the orphans of a victim of a work accident that the event was to be expected statistically and, while tragic in the individual case, is still okay in the overall setting. Nothing is so important that it can be weighed up against human life. We can’t negotiate this.

And two: We see many operations which are at “zero” or very close to it already. Not in singular countries, not in “safe” sectors only. Whether a major enterprise or a small business: There is the ones demonstrating that zero harm is not an illusion, but can be achieved.

It might be true for successful companies with sufficient resources on safety and health as well. But aside from the top league, how can each average business reach the gold standard?

Ulrich Meesmann: Safety and health require leadership! Improving safety and health in the enterprise does not necessarily mean to increase spending. More important is that the management acts with awareness, leads consistently and builds a climate of trust and open communication at every level in the company. This can be achieved by any company willing to take the right steps consequently. To support employers and managers to continuously improve the safety and health conditions in their enterprise, the ISSA has developed a Guide to the 7 Golden Rules of VISION ZERO.

Helmut Ehnes: And let me add that prevention is not only a legal and moral obligation – it also pays off economically. Investments in safety and health at workplaces avoid human suffering and protect our most valuable asset – our health and our physical and mental integrity. Prevention also has a positive impact on the motivation of employees, on the quality of work and products, on the company’s reputation, and on the satisfaction levels of employees, managers and customers. Scientific studies prove that every dollar invested in safety and health generates a potential benefit of more than two dollars in positive economic effects – called the “Return on Prevention”. So considering safety and health as a cost factor only would not get the whole picture of a successful business.

You have mentioned “7 Golden Rules”. What are they?

Ulrich Meesmann: Thanks to our global network, we had the privilege of gaining plenty of insight into the industry across the world. We realize that a lack of regulations is hardly the problem anywhere; but what about transferring the often complex standards into the reality of businesses? This is where we notice a huge gap in many cases. Understanding that clear and structured steps are called for, ideally harmonized across borders, we extracted what we believe to be the core factors of highly successful safety and health. We created a practical management tool for developing a strong safety and health culture, using motivational and very brief explanations and checklists for seven vital fields: In designing this “Guide”, over 1,000 employers, executives, managers, prevention experts, workers’ representatives and labor inspectors have been asked about best practices. We structured these around the 7 Golden Rules.

What is the feedback you receive on this?

Helmut Ehnes: Terrific. We introduced our approach at numerous international events and meetings, to a vast array of stakeholders. Wherever we discussed it, we received a sound very positive feedback and many times the willingness to implement our concept right away. It simply works. The unanimous decision of all 13 prevention sections of the ISSA was a major milestone for us, as it means that ISSA’s entire network will promote VISION ZERO and the 7 Golden Rules across all sectors of industry, all around the world. As we now all speak with one voice, we stand a good chance to reach a new level in safety and health and to make a real difference. We are talking about no less than life and health!

It sounds promising indeed. What is your personal outlook?

Ulrich Meesmann: Implementing the “VISION ZERO” prevention strategy is an ambitious undertaking that requires the dedication and participation of many actors. One thing is clear: Dedicated employers and executives, motivated managers and vigilant employees will ultimately determine the success or failure of implementing the VISION ZERO strategy. Our tools will give a sound base to start. Use ISSA’s VISION ZERO Guide, the online resources and seminars. Come and see for yourself in Singapore what is all in stock for you!

Mr Meesmann, Mr Ehnes, thank you very much!


En 1927, los directivos de 17 seguros de enfermedad y mutualidades, en representación de cerca de 20 millones de personas aseguradas, se reunieron por iniciativa de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y de su primer Director General. Albert Thomas, con ocasión de la 10ª Conferencia Internacional del Trabajo.

Albert Thomas y otros delegados compartían la visión de una seguridad social para todos, basada en los convenios internacionales, unas políticas sólidas y una administración eficaz. La Asamblea Constituyente de la Conferencia Internacional de la Mutualidad y de los Seguros Sociales (CIMAS), se celebró ese mismo año, en octubre de 1927.

En 1944, en la histórica Conferencia de la OIT celebrada en Filadelfia, se adoptó una resolución por la que la OIT se comprometía a promover la cooperación internacional administrativa y técnica entre los expertos y las instituciones para promover la seguridad social. El objetivo era facilitar el estudio de los problemas más frecuentes en la puesta en práctica de la seguridad social, que sigue siendo el objetivo principal de la AISS en la actualidad.

En 1947, la CIMAS pasó a denominarse Asociación Internacional de la Seguridad Social. Durante nueve décadas, la AISS, que cuenta con miembros que cubren todas las ramas de la seguridad social y que representan a todas las regiones, ha crecido hasta convertirse en una organización verdaderamente global, y actualmente cuenta con más de 320 miembros que proporcionan protección a más de 3.000 millones de personas en todo el mundo.

Ante los nuevos y complejos desafíos a los que se enfrenta el mundo, el compromiso de la AISS de promover la cooperación y la excelencia en la administración de la seguridad social, seguirá siendo una condición esencial para garantizar la justicia social para todos.

1889

La Alemania del Canciller Otto von Bismarck se convierte en el primer país en adoptar un sistema integral de seguridad de los ingresos que engloba los seguros de vejez, de accidentes del trabajo y de enfermedad.

1919

Adopción del primer convenio internacional en materia de seguridad social en la primera sesión de la Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT.

4 de octubre de 1927

Fundación de la Conferencia Internacional de Uniones nacionales de sociedades mutuas y de cajas del seguro (Conférence Internationale de la Mutualité et des Assurances sociales, CIMAS) en Bruselas. Su Secretaría se estableció en Ginebra, en el nuevo edificio de la Oficina Internacional del Trabajo.

“La Conferencia Internacional de Uniones nacionales de sociedades mutuas y de cajas del seguro de enfermedad tiene como propósito coordinar en el ámbito internacional e intensificar los esfuerzos encaminados a la defensa, desarrollo y perfeccionamiento del seguro social y en particular del seguro de enfermedad.”

Estatutos de la CIMAS adoptados
en la primera Asamblea General
Bruselas, 1927

1935

El presidente Franklin Roosevelt de los Estados Unidos promulga la Ley de Seguridad Social, que contiene un nuevo término que combina “seguridad económica” y “seguro social”.

1936

La Asociación extiende sus criterios de admisión a las instituciones de seguro social responsables de la administración del seguro de vejez, invalidez y sobrevivientes.

1938

La Caja Nacional del Seguro Social del Perú se convierte en la primera institución no europea en unirse a la CIMAS.

1941

En la Carta del Atlántico, el Presidente Roosevelt y el Primer Ministro británico Winston Churchill se comprometen a mejorar las normas de trabajo, el progreso económico y la seguridad social para todos.

1942

El Gobierno británico publica el Plan Beveridge, que lleva el nombre de su principal autor, Lord Beveridge, y conforma la base del primer sistema unificado de seguridad social.

1944

La Declaración de Filadelfia reafirma la “obligación solemne” de la OIT de lograr la extensión de las medidas de seguridad social para proporcionar ingresos básicos y atención médica completa a quienes lo necesitan.

1947

La CIMAS cambia oficialmente su nombre por el de Asociación Internacional de la Seguridad Social (AISS).

1948

El derecho a la seguridad social se consagra en la Declaración Universal de Derechos Humanos.

1951

La AISS establece las primeras permanentes para centrarse en la realización de actividades técnicas y de investigación, así como en la organización de conferencias internacionales.

1952

La Declaración de Filadelfia reafirma la “obligación solemne” de la OIT de lograr la extensión de las medidas de seguridad social para proporcionar ingresos básicos y atención médica completa a quienes lo necesitan.

1958

Tras la decisión de iniciar actividades regionales, el número de miembros de la AISS aumenta rápidamente y se inauguran oficinas regionales.

1962

Se celebra la primera conferencia regional para África en Túnez, seguida de la primera conferencia regional para Asia, en Tokio.

1964

Se aprueba el Código Europeo de Seguridad Social y su Protocolo, instrumentos normativos básicos del Consejo de Europa en materia de seguridad social.

1967

El boletín de la Asociación pasa a denominarse Revista Internacional de Seguridad Social y confirma su posición como publicación académica trimestral de referencia en materia de seguridad social.

1976

Entra en vigor el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que reconoce el derecho de toda persona a la seguridad social, con inclusión del seguro social.

1977

La AISS celebra su 50º aniversario. La adhesión supera por primera vez los 100 países.

1980

La AISS establece un Servicio de Información al Público para seguir de cerca y difundir conocimientos sobre la administración de la seguridad social.

1996

La AISS lleva a cabo con éxito la Iniciativa de Estocolmo. Este proceso de consulta de expertos nacionales e internacionales genera un amplio consenso en cuanto a la necesidad de un equilibrio entre los objetivos sociales y las necesidades macroeconómicas.

1998

La AISS pone en marcha su primer sitio web y su base de datos en línea: Seguridad Social en el Mundo.

1999

La AISS pone en marcha una iniciativa para informar y promover el diálogo internacional sobre el papel fundamental de la seguridad social en el desarrollo económico y social.

2000

La Carta de los Derechos Fundamentales reconoce el derecho a las prestaciones de seguridad social y a los servicios sociales para todos aquellos que residen y se desplazan legalmente dentro de la Unión Europea.

2001

La OIT pone en marcha una campaña mundial a favor de la seguridad social y la cobertura para todos.

2007

La AISS organiza el primer Foro Mundial de la Seguridad Social, celebrado en Moscú en presencia de 1 150 ministros, encargados de adoptar decisiones y administradores de 129 países.

2012

La OIT y la AISS firman un Memorándum de Entendimiento a fin de reforzar su cooperación y de extender y promover la cobertura de seguridad social en todo el mundo.

2012

La Conferencia Internacional del Trabajo adopta la Recomendación núm. 202 de la OIT que requiere el establecimiento de pisos de protección social como parte de las estrategias para garantizar niveles más elevados de seguridad social para todos.

2013

La AISS inaugura su innovador Centro para la Excelencia en la administración de la seguridad social y publica una serie de directrices profesionales internacionales.

2015

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas destacan la importancia de la protección social como condición para el desarrollo sostenible y reconocen el papel de los sistemas nacionales apropiados de protección social para todos.

“El objetivo de la Asociación es la cooperación, a nivel internacional, en la promoción y en el desarrollo de la seguridad social en todo el mundo, prioritariamente mediante su perfeccionamiento técnico y administrativo, para mejorar las condiciones sociales y económicas de la población a través de la justicia social.”

Estatutos de la AISS, enmendados
en la 32ª Asamblea General
Panamá, 2016

2017

La AISS anuncia la realización de un nuevo proyecto para analizar los efectos de la economía digital en la seguridad social.


La Asociación Internacional de la Seguridad Social (AISS), en una intervención que tuvo lugar durante la Conferencia Internacional del Trabajo (CIT), expresó su firme apoyo a los renovados esfuerzos realizados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para contribuir a la lucha contra el cambio climático.

El 7 de junio, el Secretario General de la AISS, Hans-Horst Konkolewsky, en la intervención que realizó durante la sesión plenaria de la CIT, elogió la nueva iniciativa de la OIT encaminada a poner de manifiesto la relación entre la sostenibilidad medioambiental y el trabajo decente, y la interdependencia entre las actividades relacionadas con el trabajo y el medio ambiente.

El informe de la OIT Trabajo y cambio climático: La iniciativa verde es una evaluación equilibrada de lo que significa la lucha contra el cambio climático para el mundo del trabajo y de cómo la OIT puede contribuir a la transición hacia la sostenibilidad medioambiental en beneficio del trabajo decente para todos y de la protección del planeta en el que vivimos.

“La seguridad social es un componente esencial del trabajo decente y desempeña un papel cada vez más importante, al permitir que las sociedades afronten y gestionen los efectos de los riesgos medioambientales”, declaró el Secretario General Hans-Horst Konkolewsky.

“De hecho, en un informe histórico publicado el año pasado, la AISS destacó que esta función reforzada de la seguridad social en la gestión de los impactos y fenómenos extremos era uno de los diez desafíos mundiales más importantes para la seguridad social”, afirmó Hans-Horst Konkolewsky.

Estos diez desafíos se determinaron en función de las aportaciones de 280 instituciones de seguridad social de todo el mundo, se examinaron en el Foro Mundial de la Seguridad Social celebrado en Panamá en noviembre de 2016 y están estrechamente relacionados con las principales cuestiones que se debatieron en la CIT de este año.

“En particular, los efectos en la seguridad social de las transformaciones del mundo del trabajo provocadas por la economía digital son el centro de nuestra atención”, dijo Hans-Horst Konkolewsky.
El Secretario General subrayó la importancia de una administración de la seguridad social eficiente para encontrar soluciones innovadoras que permitan afrontar los desafíos de la revolución digital y adaptar los regímenes existentes a las necesidades futuras. Las instituciones miembros de la AISS aplican enfoques innovadores y el uso inteligente de la tecnología. Para plasmar estas experiencias, la AISS inaugurará un Observatorio de la Seguridad Social y la Economía Digital, que será una fuente de conocimientos fundamental y una contribución importante de la AISS al debate mundial.

La AISS, fundada bajo los auspicios de la OIT en 1927, celebra este año su 90º aniversario. Desde su creación, la OIT y la AISS han colaborado estrechamente en la consagración de los valores compartidos, los objetivos de seguridad social y unas condiciones de trabajo seguras para todos.

La Conferencia Internacional del Trabajo reúne cada año a delegaciones de los 187 Estados miembros de la OIT y establece las normas internacionales del trabajo y las políticas generales de la OIT. Denominada con frecuencia parlamento internacional del trabajo, la Conferencia es también un foro de debate de las principales cuestiones sociales y laborales que se debaten actualmente en el mundo.


Eventos Eventos