Análisis

Monitor de los Fondos de Reserva de la AISS – Publicación de un nuevo informe

Alto desempeño de los participantes en la encuesta de 2015

Investment in employment injury schemes is an essential condition for decent work in a transforming labour market, particularly in developing countries, ISSA President Dr Joachim Breuer has told a gathering of G20 labour and employment ministers, meeting in Bad Neuenahr-Ahrweiler, Germany, on 19 May 2017.

Addressing the ministers responsible for labour, employment and social security from the world’s largest economies, Dr Breuer, who also heads Germany’s social accident insurance, emphasized that employment injury schemes can provide protection which is in the interest of both workers and employers.

“Workers want security, if they become sick or disabled because of a work accident or a disease. Employers (and investors) want legal certainty. They want an institution which compensates them against liability for work injuries – which otherwise could very well destroy their business. Governments want to ensure social peace and a good business climate,” he stated.

Around one third of the world’s population benefits from insurance protection against accidents at work, Dr Breuer noted, many through schemes administered by ISSA member institutions, and coverage is constantly expanding.

Reaching the potential of employment injury schemes

Dr Breuer upheld three factors that enable the full potential and sustainability of employment injury schemes: Firstly, institutions responsible for the scheme should be promoting the prevention of employment injuries in line with health and safety regulations. Secondly, the institution should be given the responsibility for rehabilitating injured and sick workers. Thirdly, workers and employers should be able to influence the way in which the protection scheme is managed, he stated.

Video

ISSA President Breuer: Statement on G20 labour and employment ministers meeting

Vision Zero Fund

As a means to build up employment injury schemes and improve safety at work, the ministerial meeting welcomed the development of the Vision Zero Fund, which supports concrete initiatives for safety and health in low-income countries. Managed by the International Labour Organization (ILO), the Vision Zero Fund aims to improve occupational safety and health in the workplace and in global supply chains, and offers practical assistance for employment injury schemes in low-income countries. The ISSA is coordinating a global campaign in support of Vision Zero, which aims to reduce fatal and severe accidents to zero and promote a culture of safety, health and well-being at work.

To support the development of employment injury schemes that provide prevention, rehabilitation and compensation, the ISSA has developed best practice Guidelines and offers advice and capacity building on their implementation to member institutions.

The G20 "Group of Twenty" is made up of 19 countries and the European Union, and meetings are attended by the heads of the ILO and OECD. The G20 is the central forum for international cooperation on financial and economic questions.

 


Uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para 2030, consiste en promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el  trabajo decente para todos. Uno de los grandes retos es la creación de puestos de trabajo de calidad. Un importante indicador de la calidad es la protección ofrecida a los trabajadores para prevenir los accidentes del trabajo y las enfermedades profesionales. Para ello, en primer lugar es imprescindible recopilar, compilar y analizar los datos sobre estos accidentes y enfermedades.

En este sentido, las instituciones miembros de la Asociación Internacional de la Seguridad Social (AISS), en colaboración estratégica con otros organismos nacionales competentes, empleadores, asociaciones de trabajadores y empresas especializadas en el desarrollo de programas y herramientas analíticas de datos masivos, desempeñan un papel decisivo a escala mundial en la consecución del ODS No. 8.

La campaña de la OIT para el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo de 2017, se centra en la necesidad fundamental de que los países mejoren su capacidad para recopilar y utilizar datos fiables sobre la seguridad y la salud en el trabajo.

La Asociación Internacional de la Seguridad Social (AISS), apoya esta iniciativa a través de sus instituciones miembros de seguridad social en todo el mundo y, en particular, de los regímenes que ofrecen un seguro para hacer frente a los riesgos relacionados con el trabajo.

Las Directrices de la AISS sobre la Prevención de Riesgos Profesionales, definen la necesidad de que un régimen de accidentes del trabajo cuente con un sistema adecuado y fiable de notificación de accidentes del trabajo y de posibles casos de enfermedades profesionales. La transmisión y la compilación de dicha información en una base de datos ad hoc, constituye una plataforma indispensable para el análisis y la continua recopilación de datos.

Cada año los accidentes del trabajo y las enfermedades profesionales causan 2,3 millones de muertes. Un conocimiento profundo de los accidentes del trabajo es crucial para el éxito de las estrategias y las campañas de prevención en materia de seguridad y salud en el trabajo y, en consecuencia, para reducir el inmenso número de víctimas y las cuantiosas pérdidas económicas que conllevan. Las organizaciones de seguridad social desempeñan un papel fundamental en la compilación y el análisis de datos sobre seguridad y salud en el trabajo y contribuyen de manera significativa a los programas nacionales de prevención. La AISS se ha comprometido a fortalecer aún más esta importante contribución de la seguridad social a la seguridad, la salud y el bienestar en el trabajo, en consonancia con los objetivos mundiales establecidos por la ONU.

Hans-Horst Konkolewsky, Secretario General de la Asociación Internacional de la Seguridad Social

En la práctica, los aseguradores de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, mantienen registros de los accidentes y enfermedades por los que otorgan indemnizaciones. Estos registros pueden contener información sobre las personas aseguradas, la causa de los accidentes, el nombre de las empresas y los sectores económicos en los que se producen los accidentes y las enfermedades. A partir de estos datos se pueden determinar con facilidad las tasas de frecuencia de los accidentes del trabajo mortales y no mortales, por ejemplo, según el género y el estado civil.
El análisis permite a la institución responsable emprender actividades de prevención específicas en base a los riesgos profesionales identificados. Esto, a su vez facilita la evaluación de las actividades de prevención mediante una comparación de los datos longitudinales de las intervenciones.

Para reforzar la compilación y el análisis de datos de las estadísticas nacionales de accidentes, debería considerarse la cooperación institucional con las autoridades del Estado competentes (por ejemplo, las inspecciones del trabajo) y con los interlocutores sociales. En la República de Corea, la Agencia Coreana para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (KOSHA), publica sus estadísticas de accidentes del trabajo con la ayuda del Servicio de Compensación y Bienestar de los Trabajadores de Corea (WCWS) y del Ministerio de Trabajo y Empleo (MOEL). Esta acción conjunta puede ayudar a resolver el problema de la escasa notificación de los accidentes del trabajo y las enfermedades profesionales.

En la República de Corea, dos procesos apoyan la compilación de datos en bruto y la posterior elaboración de estadísticas: uno se centra en los accidentes del trabajo notificados en virtud de la Ley Coreana de Indemnización y el otro se deriva de los datos sobre decesos y accidentes notificados al MOEL que requieren una licencia de al menos tres días. Para un análisis más detallado, las estadísticas están categorizadas por sector de actividad, tamaño, región, fecha, género, edad, periodo de trabajo, causa material original. El MOEL publica estadísticas cada año.

Es importante señalar que el acceso a los datos permite a las instituciones de seguridad social calcular las cotizaciones relacionadas con el riesgo que deben pagar las empresas aseguradas. Esto se determina vinculando la cotización al seguro de cada empleador con la probabilidad de incidentes (accidentes del trabajo y enfermedades profesionales) en su lugar de trabajo. Este cálculo de probabilidades tiene en cuenta la frecuencia, la gravedad y el costo de los casos asegurados dentro del sector de actividad económica en el que actúa el empleador.

El Seguro Social Alemán de Accidentes de Trabajo (DGUV), recopila datos exhaustivos relacionados con la frecuencia, la causa y la incidencia de los accidentes y enfermedades profesionales que constituyen una importante base para las estrategias y los programas de prevención de los riesgos y de rehabilitación. Estas estadísticas sumamente detalladas sobre los accidentes del trabajo permiten al DGUV focalizar con éxito los esfuerzos de prevención en los sectores, las profesiones y las actividades de riesgo y han generado una reducción continua de las tasas de accidentes, así como del nivel de las cotizaciones pagadas por las empresas aseguradas, que en 2016 llegó a un mínimo histórico.

Joachim Breuer, Presidente de la Asociación Internacional de la Seguridad Social y Director General del Seguro Social Alemán de Accidentes de Trabajo (DGUV).

Es esencial motivar a los empleadores y a las empresas para que participen activamente en el ámbito de la prevención. Para ello, mecanismos de incentivos, tales como las cotizaciones relacionadas con el riesgo y los incentivos financieros e incluso los no financieros, ofrecen un cierto grado de ventaja. La idea de estos mecanismos es que las primas de seguro pagadas por un empleador o por una empresa deben vincularse directamente con el desempeño estimado en materia de seguridad y salud. Si se aplica un sistema de bonificación y penalización, los empleadores o empresas cuyas tasas de accidentes y enfermedades son inferiores a la media, pagarán primas más bajas, mientras que aquellos empleadores cuyas tasas superan la media abonarán primas más altas.

El análisis de los datos compilados permite determinar las principales causas de los accidentes del trabajo y de la exposición a riesgos para la salud. Una vez identificadas las causas, se pueden introducir medidas específicas, como campañas de prevención o controles de salud y un seguimiento de larga duración (en caso de exposición a sustancias que provocan enfermedades profesionales).

En cuanto a los riesgos para la salud en el trabajo, algunas instituciones también mantienen una base de datos exhaustiva sobre la trayectoria laboral, la exposición a riesgos en el lugar de trabajo y los resultados de los exámenes médicos de los asegurados expuestos, que puede utilizarse con fines de prevención e indemnización.

El enfoque del INAIL con respecto a la recopilación, la compilación, el análisis y la aplicación de los datos

El Instituto Nacional del Seguro de Accidentes del Trabajo de Italia (INAIL), es un socio valioso para las autoridades de seguridad y salud en el trabajo. El INAIL dispone de datos detallados sobre los trabajadores asegurados, entre ellos:

  • datos relativos al nivel de la capacidad y la aptitud remanentes potenciales de las personas con una discapacidad reconocida, a ser utilizados para facilitar su reintegración en el entorno laboral;
  • estadísticas sobre el sector económico y la profesión de los trabajadores que han sido víctimas de accidentes del trabajo reconocidos o de enfermedades profesionales diagnosticadas;
  • datos longitudinales, de 1951 en adelante, que contienen estadísticas nacionales y regionales relacionadas con los accidentes del trabajo y las enfermedades profesionales;
  • datos de Eurostat sobre los Estados miembros de la Unión Europea para ilustrar el modo en que se indemnizan los accidentes del trabajo y los accidentes mortales (excepto los accidentes de trayecto).

El INAIL administra el Sistema Nacional de Información para la prevención en el lugar de trabajo, que combina datos del INAIL, del Ministerio de Trabajo, del Ministerio de Sanidad y del Ministerio del Interior, así como de las provincias autónomas italianas.

El INAIL compila los datos en conjuntos de datos estadísticos que se completan con metadatos y otros datos agregados y de gestión, por ejemplo, en las oficinas del INAIL y en los centros regionales de operaciones. Los datos se publican periódicamente y son accesibles al público.

Estos datos se utilizan para elaborar los programas nacionales de prevención de los riesgos profesionales y de promoción de la salud, en particular para focalizarlos en las áreas de riesgo, establecer prioridades y evaluar su incidencia. La gran cantidad de información contenida en las bases de datos permite al INAIL llevar a cabo acciones de prevención eficaces que comprenden información, formación, asistencia y asesoramiento, promoción de una “cultura de la prevención” y también un apoyo financiero que se ofrece a las empresas que invierten en seguridad, por medio de descuentos en las primas.

En el caso de la República de Corea, la KOSHA dispone de uno de los mayores conjuntos de datos disponibles, que pueden utilizarse de varias maneras. La KOSHA utiliza los datos para elaborar estadísticas aplicadas lo que permite optar por actividades de prevención, tales como el establecimiento de estrategias de prevención y de medidas destinadas a las industrias de alto riesgo o la anticipación de tendencias futuras. Además de la información obtenida de las estadísticas anuales de accidentes, el Instituto Coreano de Investigación sobre Seguridad y Salud en el Trabajo (OSHRI), analiza los datos procedentes de una encuesta sobre las condiciones de trabajo que consta de 130 puntos, como la situación familiar actual, la fuerza de trabajo, los horarios de trabajo, el entorno laboral, el modelo de empleo, el ritmo del trabajo, la organización de las tareas, la formación y la educación, la comunicación, la exposición a la violencia, la discriminación, las condiciones de salud, la satisfacción profesional, las aptitudes académicas, los ingresos, etc. Los datos se utilizan para examinar el entorno futuro de la seguridad y la salud en el trabajo, definir nuevas políticas y emprender nuevas investigaciones sobre la seguridad y la salud en el trabajo, a fin de mejorar las condiciones de trabajo.

Los datos tienen que ver con la focalización y la utilización óptima de los recursos existentes. Por lo tanto, los datos deben relacionarse con el conocimiento de la prevención de accidentes y estar al servicio de los trabajadores expuestos a riesgos profesionales.

Jong-Kyu Kwon, Director, Agencia Coreana para la Seguridad y la Salud en el Trabajo

Cuando los datos sobre seguridad y salud en el trabajo se combinan con otros datos económicos y demográficos disponibles, la fusión de los conjuntos de datos puede ayudar a supervisar elementos adicionales del programa, como las ventajas fiscales concedidas a las actividades empresariales y profesionales para la adquisición de equipos, las inspecciones por parte de inspectores de salud, trabajo e higiene y las solicitudes de indemnización de los trabajadores. A partir de esta base, se pueden generar pronósticos de accidentes y enfermedades más precisos.

Los datos masivos se utilizan para predecir dónde ocurrirá probablemente el próximo accidente. A título de ejemplo, la Institución del Seguro Social Alemán de Accidentes de Trabajo de los Sectores de la Energía, la Industria Textil, la Electricidad y los Productos Multimedia (BGETEM), utiliza la extracción de datos como instrumento estratégico de prevención. Los investigadores de la BGETEM sostienen que al utilizar diferentes modelos de predicción y comparar los datos de accidentes reales con datos de otras fuentes, la BGETEM puede detectar a las empresas que corren riesgos de accidentes.

Los resultados obtenidos de la extracción de datos ayudan a los responsables de la supervisión técnica y a los asesores de prevención de la BGETEM, a trabajar más estrechamente con las empresas y a fortalecer las actividades de prevención. En particular, la extracción de datos permite una selección más precisa de las empresas que exigen una inspección de acuerdo con la probabilidad de que se produzca un accidente. La finalidad es evitar un accidente futuro.

Es probable que este enfoque de prevención de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales se convierta en una práctica habitual. Gracias a las empresas de datos masivos que desarrollan algoritmos de inteligencia artificial cognitiva y a los avances tecnológicos que producen procesadores más rápidos, pequeños y baratos y mejores dispositivos de almacenamiento, el software ya puede ejecutar algoritmos con mayor rapidez y fiabilidad que antes. Algunos productos comerciales ya ayudan a los médicos a identificar, evaluar y comparar las opciones de tratamiento. Dicho software puede leer y comprender miles de registros médicos en un plazo muy corto y ofrecer apoyo para cada caso específico. Esta tecnología también se puede utilizar para pronosticar los resultados en materia de salud que tendrán una enorme repercusión en la situación futura de la salud.

El uso de inteligencia artificial cognitiva ya se usa en el sector de los seguros y los profesionales de seguridad y salud en el trabajo también pueden aprovechar los sistemas capaces de analizar de forma transversal variables como las condiciones de trabajo, la educación, el lugar de residencia y los mecanismos de apoyo social y familiar para mejorar la eficacia de las medidas de prevención, indemnización y rehabilitación basadas en pruebas concretas.

Es muy probable que en el futuro esta evolución incida en el diseño y las funciones de la seguridad social y los sistemas de salud.


La AISS ha publicado el informe de 2015 sobre el Monitor de los Fondos de Reserva de la Seguridad Social, elaborado en colaboración con la CEM Benchmarking. Al igual que en las ediciones anteriores, el informe analiza la rentabilidad de los fondos de reserva en las cuatro regiones de la AISS. Los fondos de reserva de las instituciones miembros de la AISS participantes, enriquecieron la base de conocimientos constituida a partir de las encuestas anteriores al proporcionar información sobre su rentabilidad, la asignación de sus activos, su método de puesta en práctica, los costos y otros parámetros.

Gracias a una herramienta práctica que permite a las instituciones miembros de la AISS comparar su enfoque de gestión de las inversiones con el de los participantes de la encuesta mundial de la CEM Benchmarking, es decir, 317 fondos de pensiones, fondos soberanos y fondos de dotación que representan 11,1 billones de dólares de los Estados Unidos (USD) en activos, los fondos de reserva de las instituciones miembros de la AISS participantes reciben información importante sobre la rentabilidad, la asignación de activos y otras prácticas de gestión de sus homólogos.

El informe presenta cuatro conclusiones fundamentales sobre la rentabilidad de las inversiones a nivel mundial:

  • La rentabilidad mediana neta total de los fondos de reserva de las instituciones miembros de la AISS participantes en 2015, fue del 4,0 por ciento y el promedio del 4,9 por ciento. En comparación, la mediana de la encuesta mundial fue del 1,0 por ciento y el promedio del 2,0 por ciento.
  • La rentabilidad de las políticas es la rentabilidad que un fondo podría haber obtenido pasivamente indexando sus inversiones con arreglo a la combinación de políticas del fondo (o la asignación específica de activos). La rentabilidad mediana de las políticas de los fondos de reserva de las instituciones miembros de la AISS participantes en 2015, fue del 3,3 por ciento y el promedio del 3,6 por ciento. En comparación, la mediana de la encuesta mundial fue del 0,7 por ciento y el promedio del 1,6 por ciento.
  • El valor añadido neto indica globalmente cuál ha sido la rentabilidadde cada fondo en relación con las referencias comparativas. El valor añadido medio neto de los fondos de reserva de las instituciones miembros de la AISS participantes en 2015, fue del 0,0 por ciento y el promedio del 1,3 por ciento. En comparación, la mediana de la encuesta mundial fue del 0,3 por ciento.
  • El costo de la inversión mediana total de los fondos de reserva de las instituciones miembros de la AISS participantes fue de 14,3 puntos base. En comparación, la mediana de la encuesta mundial es de 47,0 puntos base.

En cuanto a la rentabilidad observada en los fondos de reserva de las instituciones miembros de la AISS abarcadas por el informe, se pueden mencionar otras importantes conclusiones:

  • En su conjunto, los fondos de reserva de la AISS participantes detenían activos por un total de 3,1 billones de USD.
  • Pese al envejecimiento de la población y a las restricciones financieras, más del 80 por ciento de los fondos declararon una situación de flujo de caja  positiva en 2015.
  • Incluso con el aumento de los controles y de los requisitos de gobernabilidad, sólo el 30 por ciento de los fondos participantes declararon contar con una Política de Inversión Socialmente Responsable.
  • La asignación de activos difirió significativamente de la encuesta mundial de la CEM Benchmarking: alrededor del 20 por ciento de los activos de los fondos de los miembros  de la AISS participantes, se invierten en acciones, dos tercios en renta fija y en efectivo y el resto en una combinación de alternativas y bienes raíces. En comparación, los participantes en la encuesta mundial de la CEM Benchmarking, invierten el 40 por ciento de sus activos en renta variable y la misma proporción en renta fija y en efectivo.
  • El método de puesta en práctica también muestra otra diferencia decisiva: mientras que dos tercios de los fondos de reserva (pasivos y activos) de las instituciones miembros de la AISS se administran a nivel interno, esta cifra es inferior al 20 por ciento en el caso de los participantes en la encuesta mundial.

La próxima encuesta del Monitor de los Fondos de Reserva de la AISS en 2016 se iniciará en mayo de 2017. Como este año, cada fondo de reserva de las instituciones miembros de la AISS participantes, recibirá un informe personalizado en el que se comparará su rentabilidad y su gestión de inversiones con los resultados de la encuesta mundial de la CEM Benchmarking.


Eventos Eventos