Integración de la perspectiva de género en la seguridad social

The 4th BRICS Labour and Employment Ministerial Meeting (LEMM) took place from 2 to 3 August 2018 in Durban, South Africa, coinciding with the centenary celebration of Nelson Mandela, the first democratically elected President of South Africa.

The meeting sought to ensure maximum synergy and continuity for BRICS collaboration in labour and social security based on deliberations and decisions made at the previous three LEMMs held in Russia (Ufa) in 2016, India (New Delhi) in 2016 and China (Chongqing in 2017), respectively.

Under the theme of “Developing countries for inclusive Growth and Shared Prosperity in the New Industrial Revolution”, the meeting focused on four key challenges namely youth employment; women participation and equality; social dialogue; and social protection.

The ISSA has since the first LEMM in Russia contributed actively to the preparation of these meetings and in his support message Secretary General Mr Konkolewsky highlighted the BRICS leading role in global coverage extension based on well governed and high performing social security administrations, and reiterated ISSA’s commitment to support BRICS cooperation in the labour and social field.

Furthermore, during a joint presentation with Ms Isabel Ortiz, Director of the ILO’ Social Protection Department on “Moving towards universal and sustainable social security systems in the BRICS countries”, the ISSA Secretary General outlined a roadmap for the preparation of the first annual action plan to implement BRICS Social Security Cooperation Framework.

By signing a Memorandum of Understanding on cooperation in the labour and social sphere the BRICS Ministers endorsed the Framework and the establishment of Virtual Liaison Office (VLO). The VLO will be hosted by the ISSA in collaboration with the ILO, as an implementation mechanism to further advance cooperation among the BRICS nations in particular as regards cooperation on the improvement of social security system, on social security agreements, on social security administration and on promoting international standards and guidelines.

In his closing remarks Mr Konkolewsky congratulated the BRICS Ministers on this historic agreement and expressed the ISSA’s wholehearted support to its implementation including the hosting the VLO and the active involvement of the ISSA Bureau’s BRICS Steering Group, led by Mr Anton Drozdov, Chair of the Board of the Pension Fund of the Russian Federation.


Si bien la seguridad social universal ha existido  desde hace mucho tiempo en la región de Eurasia, los países hoy deben tomar algunas decisiones difíciles para garantizar a largo plazo el carácter sostenible de los regímenes y prevenir la contracción de la cobertura debido al crecimiento del empleo informal. La AISS trabaja junto a sus miembros de la región para facilitar el intercambio de experiencias y promover las buenas prácticas.

En el pasado, existían recursos disponibles para programas de seguridad social como el programa de capital de maternidad de Rusia y programas de asistencia a los grupos vulnerables. Hoy, las restricciones fiscales afectan a la seguridad social y derivan  en reformas paramétricas complejas. Por ejemplo, para hacer frente al desafío de la sostenibilidad financiera, el gobierno ruso recientemente presentó al Parlamento un proyecto de ley que propone un aumento de la edad legal de jubilación de 60 a 65 años de edad para los hombres y de 55 a 63 años para las mujeres.

Recientemente, los directores de las instituciones de seguridad social de la AISS de la región de Eurasia se reunieron en San Petersburgo para dialogar sobre la manera de abordar los desafíos a los que se enfrentan en la actualidad. La reunión se realizó por invitación del Fondo de Pensiones de la Federación de Rusia, y comenzó con una presentación del Secretario General de la AISS, Hans-Horst Konkolewsky, sobre los 10 desafíos mundiales para la seguridad social que ofreció un marco más amplio para los debates, al colocar los desafíos de la región en un contexto mundial.

Los directores de seguridad social intercambiaron opiniones sobre posibles acciones para reforzar la financiación de la seguridad social y se hizo hincapié en la lucha contra los paraísos fiscales y la necesidad de que las grandes empresas participen activamente en los regímenes de seguridad social. Los participantes también hablaron sobre los desafíos mundiales para la seguridad social relacionados con el empleo juvenil, el desempleo crónico, las nuevas formas de trabajo, los avances tecnológicos y la digitalización de la economía.

Una de las principales conclusiones del evento fue que las reformas deben ser equilibradas para reducir al mínimo las posibles consecuencias negativas para los ciudadanos. Un recurso valioso puede ser la consulta y el aprendizaje a partir de la experiencia de otros países que ya han pasado por estos procesos.


Las desigualdades en el ciclo de vida se repercuten en el acceso a la seguridad social y, por lo tanto, en el nivel de las prestaciones. Estas desigualdades afectan en particular a las mujeres. Durante su reciente seminario europeo sobre el tema, la Asociación Internacional de la Seguridad Social (AISS) y sus miembros examinaron posibles medidas para reducir las desigualdades de género. La AISS se comprometió a trabajar para incorporar la perspectiva de género en sus directrices profesionales de seguridad social.

Las desigualdades en el ciclo de vida han sido reconocidas como uno de los diez desafíos mundiales para la seguridad social. La diferencia en la historia laboral  y de las pensiones en función del género son ejemplos de ello. Estas diferencias resultan principalmente del trabajo a tiempo parcial, de la discriminación por género en los mercados laborales, de los salarios más bajos y del trabajo y los cuidados no remunerados. Las mujeres también suelen ser las más afectadas por la falta de equilibrio entre vida profesional y vida privada, lo cual puede provocar más estrés y afecciones conexas e incidir en su participación en el mercado laboral y en su acceso a la seguridad social.

Para abordar estos problemas, la AISS organizó recientemente en Reikiavik, junto a la Administración del Seguro Social y el Ministerio de Bienestar Social de Islandia, un seminario sobre la integración de la perspectiva de género. Las discusiones pusieron de relieve que para lograr  una mayor participación y una remuneración más equitativa de las mujeres hacían falta tomar medidas en el  mundo del trabajo. Estas medidas podrían consistir en una norma de igualdad salarial, como la introducida recientemente en la legislación islandesa, o una mayor flexibilidad en el lugar de trabajo para equilibrar mejor vida profesional y vida privada. A tal efecto, también se debería promover una repartición más equitativa de las responsabilidades entre hombres y mujeres.

El papel de la seguridad social

La seguridad social tiene un papel importante que desempeñar en la promoción de la igualdad entre hombres y mujeres, como lo destacó el Secretario General de la AISS, Hans-Horst Konkolewsky, en este seminario y en la reciente Conferencia Internacional del Trabajo. Para compensar los menores ingresos durante el ciclo de vida y el trabajo y los cuidados no remunerados de las mujeres, se pueden introducir mecanismos redistributivos en los sistemas de pensiones para garantizar prestaciones adecuadas para hombres y mujeres y reducir la diferencia entre sus pensiones. La licencia parental no transferible para madres y padres también ha demostrado ser un buen incentivo para que los padres participen más en el cuidado de los niños, modificando así la percepción de las responsabilidades específicas en función del género.

La inteligencia artificial, las plataformas, el trabajo independiente y los contratos de empleo temporal están revolucionando el mundo del trabajo. La creciente flexibilidad puede facilitar la participación activa de las mujeres en el mercado laboral. Sin embargo, también puede deteriorar las condiciones de trabajo, por ejemplo en lo relativo al número de horas de trabajo, el nivel de los salarios y las prestaciones sociales. Por lo tanto, es importante que los responsables de las políticas, además de diseñar el marco y los incentivos para la creación de empleos en el futuro, tengan en cuenta la calidad de las condiciones de trabajo y el acceso a la seguridad social.

El seminario técnico de la Red Europea de la AISS sobre la integración de la perspectiva de género en la seguridad social fue un paso  importante para abordar el desafío de las brechas en la seguridad social por cuestiones de género. El trabajo futuro incluirá la incorporación de la perspectiva de género e igualdad en las Directrices de la AISS para la administración de la seguridad social.


Eventos Eventos