Comisiónes Técnicas

Comisión Técnica de Organización, Gestión e Innovación

La forma de administrar un programa de seguridad social refleja en gran medida la historia política, social, económica y cultural propia del país. Sin embargo, existe un consenso general en que el objetivo es conceder las prestaciones y los servicios previstos a la persona adecuada en el momento oportuno y asegurarse de que las prestaciones y servicios concedidos responden a las necesidades cambiantes de las personas y la sociedad.

La administración de los programas de seguridad social implica principalmente:

  1. aplicar el objetivo del programa sobre cobertura, cotizaciones, prestaciones y servicios;
  2. garantizar la sostenibilidad financiera del programa;
  3. gestionar las inversiones de las reservas de los programas;
  4. gestionar la información y los recursos humanos relacionados y los recursos de las TIC.

La reciente crisis financiera mundial ha reafirmado el papel de la seguridad social como un poderoso estabilizador económico y social que da apoyo al bienestar de los ciudadanos. Aun así, muchos programas se enfrentan a importantes limitaciones fiscales que podrían suponer una amenaza, o bien limitar su capacidad para mantener o, lo que es más importante, mejorar la prestación y el funcionamiento de los servicios de seguridad social. Los administradores de seguridad social están buscando formas y medios para lograr mejores resultados con menos recursos y crear nuevos valores y niveles de eficacia a través de políticas, normas, sistemas y procesos innovadores. Los principios de transparencia, responsabilidad, previsibilidad, participación y dinamismo influyen cada vez más en todos los aspectos de la administración de los programas con el fin de que las instituciones puedan responder mejor a las elevadas expectativas de la sociedad y a un control público más minucioso.

El desarrollo de las prácticas de gestión y los avances en la esfera de las TIC y las redes sociales están creando nuevas oportunidades para simplificar los procesos, aumentar el nivel de eficacia, reducir los costos y mejorar el rendimiento general. La aplicación de nuevas ideas conlleva nuevas dificultades de organización y gestión, especialmente cuando existe una mayor interdependencia entre los procesos y las actividades. Las estrategias y planes bien elaborados deben prever las necesidades de recursos humanos y el apoyo de las TIC y los riesgos relacionados, así como la estructura organizativa necesaria, incluidos los sistemas de control, los incentivos y los mecanismos de control. El éxito puede medirse únicamente mediante los resultados alcanzados. Consolidar, difundir y compartir la información y el conocimiento es un factor clave para el éxito.

Véase también Véase también

Últimas noticias Últimas noticias

Próximos eventos Próximos eventos