Excelencia en la administración

  • Directrices de la AISS:
  • Promoción de la Salud en el Lugar de Trabajo

Excelencia en la administración

  • Directrices de la AISS:
  • Promoción de la Salud en el Lugar de Trabajo

Promoción de la Salud en el Lugar de Trabajo -
Estructura de las Directrices de la AISS sobre la Promoción de la Salud en el Lugar de Trabajo

Las directrices están organizadas en tres partes:

Parte A, Condiciones básicas para la promoción de la salud en el lugar de trabajo, trata sobre las cuestiones estructurales que deben resolverse para que las instituciones de seguridad social puedan incentivar y capacitar a sus organizaciones y empresas afiliadas del sector público y privado, a fin de elaborar enfoques integrales de promoción de la salud en el lugar de trabajo.

Parte B, Evaluación de las necesidades y planificación, trata sobre los recursos y procesos para realizar evaluaciones y generar un consenso.

Parte C, Actividades y servicios de promoción de la salud en el lugar de trabajo, describe las intervenciones que las instituciones de seguridad social pueden realizar y las medidas específicas que pueden adoptar para que los lugares de trabajo diseñen e implementen programas de promoción de la salud en el lugar de trabajo.

Dentro de cada parte, las directrices se agrupan en función de los elementos específicos de un programa de promoción de la salud en el lugar de trabajo. Se presentan de la siguiente manera:

Directriz. La directriz se enuncia de modo más claro posible.

Estructura. Se sugiere para el aspecto particular del programa de promoción de la salud en el lugar de trabajo que puede respaldar la aplicación de la directriz y facilitar la promoción del principio subyacente. Una estructura sólida es esencial para el buen funcionamiento de un programa de promoción de la salud en el lugar de trabajo. Debe garantizar una división adecuada de las responsabilidades de funcionamiento y supervisión, así como la idoneidad y responsabilidad de las personas participantes.

Mecanismos. Existen diferentes maneras de aplicar una directriz. Los mecanismos sugeridos para un programa de promoción de la salud en el lugar de trabajo están diseñados para garantizar controles, procesos, comunicaciones e incentivos adecuados a fin de fomentar una toma de buenas decisiones, una ejecución adecuada y oportuna, resultados exitosos, así como una supervisión y evaluación regulares.